domingo, 26 de marzo de 2017

337.- EL CORRAL DE ABAJO- PURÓN (LLANES)

Pedro Álvarez Díaz emigró joven a Méjico junto a su hermano Manuel. Se dedicaron al negocio de los abarrotes llegando a ser propietarios de “El Golfo de México” y “La Sorpresa”. D. Pedro en 1905 regresó por primera vez a España, en este viaje conoció a Mª Salud Álvarez, a la que dejó embarazada y regresó a México donde cortejaba a otra joven. De ese embarazo nació Juanita (1906-1988). Cuando la niña tenía cuatro años de edad el padre de Salud se presentó en México exigiendo a D. Pedro que reconociera a la niña, que así lo hizo celebrándose la boda por poderes con Mª Salud. Del matrimonio nacieron también Gabino, Manuel, Guillermo y Amelia. Regresaron a España, con dinero pero sin una gran fortuna, instalándose en Madrid donde se dedicó a la compraventa y rehabilitación de casas con lo que llegó a enriquecerse.
En un principio restauró y levantó un piso más a la casa familiar de Purón y sobre 1926 construyó esta casa en un solar que le cedió su padre, anexo a la casa familiar, para los periodos vacacionales en Purón. La levantó el maestro de obras Avelino López, siendo el cantero Salvador Borbolla.
D. Pedro murió de leucemia en Purón a los 73 años y su esposa Mª de la Salud en 1979 con 93 años, ambos están enterrados en el cementerio de dicha localidad. La casa la heredaron sus hijos y en la actualidad pertenece a su nieta Elena (hija de Juanita y José Menéndez).








D. Pedro Álvarez

viernes, 17 de marzo de 2017

336.- LA CASONA - PURÓN (LLANES)

León Álvarez (1872), hijo de Joaquín Álvarez Gutiérrez y Ramona Díaz Portillo, emigró a México junto a su primo Joaquín. Al padre le llamaban “Joaquín el de la Montera” porque siempre llevaba una montera picona, éste además de a León tuvo cuatro hijas Fermina (1869), María, Águeda y Mª Victoria. León se casó en México con Leonor Mateos de nacionalidad mejicana con la que tuvo cinco hijos, pero enviudo muy joven y por ello su hermana Fermina fue a México para hacerse cargo de los sobrinos. Se cuenta que en un viaje de regreso a España su hijo Joaquín Leonardo (1901-1928) falleció en el barco y que su tía Fermina al atracar éste en Santander compró el féretro más caro y lujoso para su sobrino y que todavía se conserva con su cuerpo embalsamado en perfecto estado en el cementerio de Purón. A D. León le llamaban el “Burro de Oro” por lo rico que llegó a ser, murió en México donde se encuentran sus restos. El inicio de su fortuna se debió a una casa de empeño que regentaba en México D.F.. El empeño tuvo un papel importante durante los siglos XIX y XX en la ciudad de México debido la escasez del dinero en efectivo y a los bajos salarios, siendo una forma de conseguir dinero para sufragar los gastos diarios.
La casona la edificó D. León en 1923 para sus hermanas solteras María y Mª Victoria, ya que Fermina se fue a cuidar a sus sobrinos a México donde murió y Águeda se casó con Pedro Fernández haciendo otra casa en Purón. María con el paso del tiempo se casó con un sirviente que había en la casa, Marcelino Meana que era natural de Infiesto, y Mª Victoria murió soltera.

D. León y su familia solían pasar sus vacaciones en esta casa. La casona al pertenecer a María, la heredaron sus hijos.







D. León Álvarez Díaz

Fermina Álvarez Díaz

viernes, 10 de marzo de 2017

335.- LA ZORERA DE ARRIBA - PURÓN (LLANES)

D. Tomás Sordo Díaz (1856-1945) emigró a Méjico instalandose en D.F. donde llegó a tener el monopolio del abastecimiento de sal a los pequeños abarroteros con lo que logró obtener una gran fortuna, era conocido como «el rey de la sal». Se dice que fue el más rico de los indianos nacidos en Purón. Se casó el 9 de febrero 1895 en Ciudad de México con la mejicana Esther Castañares García (1877) con la que tuvo 16 hijos: Ramón (1895), Roberto ( 1900-1969), Tomás, Salvador, Ángel (1904), Esther (1915-1997), Marta Loreto (1917-1996), Carmen (1918-2003), Fausto (1910), Benjamín (1905-1988), Alfonso, María Victoria, Miguel, María Luisa (1902),María Teresa (1909-1987). Los lugareños comentan que sus hijas fueron de una belleza extraordinaria y que no escatimó dinero en ellas hasta el punto que finalmente su fortuna se vio muy disminuida.
Mientras D. Tomás residia en México falleció su madre Felipa Díaz quedando viudo su padre Ramón Sordo (1827-1906) por lo que D. Tomas le puso una señora a su servicio que traía a una hija de soltera llamada Sabina Sordo (1864-1930) a la que D. Ramón dejó embarazada por ello se casó en segundas nupcias con ella. Tuvieron cuatro hijos: Vicente (1886-1967) (casado con Mª Teresa Tames), Alfredo (desaparecido en México), Patricio (1896-1970) (casado con Vicentina Tames (1908-1976)) y Ramonín (1902) quien con 19 años embarcó hacía Méjico donde estuvo de 1921 a 1948 y una hija llamada Felipa(1888)(casada con Aurelio Tames).

D. Tomas levanto esta casa en 1914 sobre una gran finca con vistas al valle, puede que la construyera el maestro de obras local Avelino López. La familia solía venir de vacaciones a Llanes a un gran piso y también a esta casa. Al ser tantos de familia les apodaron “los tantos”. D. Tomás murió en México en 1945, pasando la propiedad de la casa a los hijos de Sabina.





Tomás Sordo Díaz (1856-1945)

Vicente Sordo Sordo (1886)
Felipa Sordo Sordo (1888)
                                                                                              





Patrico Sordo Sordo (1896)
Ramón Sordo Sordo(1902)

Esther Sordo Castañares 

Fausto Sordo Castañares

Maria Teresa Sordo Castañares

Marta Loreto Sordo Castañares

Roberto Sordo Castañares