viernes, 17 de marzo de 2017

336.- LA CASONA - PURÓN (LLANES)

León Álvarez (1872), hijo de Joaquín Álvarez Gutiérrez y Ramona Díaz Portillo, emigró a México junto a su primo Joaquín. Al padre le llamaban “Joaquín el de la Montera” porque siempre llevaba una montera picona, éste además de a León tuvo cuatro hijas Fermina (1869), María, Águeda y Mª Victoria. León se casó en México con Leonor Mateos de nacionalidad mejicana con la que tuvo cinco hijos, pero enviudo muy joven y por ello su hermana Fermina fue a México para hacerse cargo de los sobrinos. Se cuenta que en un viaje de regreso a España su hijo Joaquín Leonardo (1901-1928) falleció en el barco y que su tía Fermina al atracar éste en Santander compró el féretro más caro y lujoso para su sobrino y que todavía se conserva con su cuerpo embalsamado en perfecto estado en el cementerio de Purón. A D. León le llamaban el “Burro de Oro” por lo rico que llegó a ser, murió en México donde se encuentran sus restos. El inicio de su fortuna se debió a una casa de empeño que regentaba en México D.F.. El empeño tuvo un papel importante durante los siglos XIX y XX en la ciudad de México debido la escasez del dinero en efectivo y a los bajos salarios, siendo una forma de conseguir dinero para sufragar los gastos diarios.
La casona la edificó D. León en 1923 para sus hermanas solteras María y Mª Victoria, ya que Fermina se fue a cuidar a sus sobrinos a México donde murió y Águeda se casó con Pedro Fernández haciendo otra casa en Purón. María con el paso del tiempo se casó con un sirviente que había en la casa, Marcelino Meana que era natural de Infiesto, y Mª Victoria murió soltera.

D. León y su familia solían pasar sus vacaciones en esta casa. La casona al pertenecer a María, la heredaron sus hijos.







D. León Álvarez Díaz

Fermina Álvarez Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada