domingo, 16 de mayo de 2010

103.- VILLA LA ARGENTINA - LUARCA (VALDÉS)

Construida en 1.899 en la zona del Villar. Es obra del arquitecto Juan Miguel de la Guardia para Manuel García Fernández. Éste pertenecía a una familia de labradores acomodados con tierras y caseríos en Villar. Era nieto de valeroso guerrillero José García Cepeda que había luchado en la guerra contra Napoleón siendo comandante de la guerrilla. En 1.810 cayó prisionero y fue condenado a muerte, pero su calma, su serenidad, su “pachorra”, le dieron recursos para huir la víspera del fusilamiento. Desde entonces, el héroe popular fue llamado el “Pachorro”, es decir, el astuto, el sereno. Y Pachorros sus hijos y sus nietos. Hoy en día una de las principales plazas de Luarca se llama “Plaza de los Pachorros” en homenaje al guerrillero y a sus descendientes. Pero volviendo a Manuel García Fernández decir que su hermano mayor José que había emigrado a Argentina le animó a que siguiera sus pasos y así lo hizo en el año 1.873. Al principio Manuel entró a trabajar en una tienda cordobesa. Pero quería ser independiente y al fin se estableció como copropietario de una confitería. Pero esto no satisfacía sus deseos de triunfo y decidió trasladarse a San Miguel de Tucumán. Allí abrió un almacén de cigarrería y librería. Pronto comenzó un negocio en mayor escala con la exportación de frutos. Esto le acercó a la economía del campo y planeó una gran empresa para explotar con medios nuevos la riqueza azucarera. Se puso de acuerdo con su hermano José y los dos constituyeron una sociedad llamada “García Fernández Hermanos” en Tucumán que pasaría a denominarse Ingenio Buena Vista (ingenio = antigua hacienda colonial americana con instalaciones para procesar caña de azúcar con el objeto de obtener azúcar, ron, alcohol y otros productos). El éxito fue rotundo y Bella Vista pasó a ser una institución agraria e industrial modelo. Y una enorme riqueza empezó a multiplicarse gracias al esfuerzo y talento de los dos hermanos. Después de la retirada de su hermano, Manuel prosiguió al frente de los negocios hasta su muerte en 1.923.
Todos los años acostumbraba a regresar a Luarca y para ello construyó este esplendido palacete.
Villa La Argentina es de estilo ecléctico y planta cuadrada, siendo lo más llamativo en la fachada principal la elegante galería acristalada en hierro fundido, sostenida por cuatro estilizadas columnas, también de hierro fundido. Se completa la edificación con una capilla de gusto neogótico y un jardín en el que proliferan los árboles procedentes de América, especialmente las palmeras.
En la actualidad el edificio alberga el “Hotel Villa La Argentina”

Agradezco al biznieto de D. Manuel, también llamado Manuel García Fernández, su ayuda y amabilidad.









La capilla



Fotos antiguas


2 comentarios:

  1. soy cordobes de argentina y tengo un hijo en blimea que no conocia esta historia tan interezante espero conosca pronto el lugar y me lo comente un saludo daniel suchetti

    ResponderEliminar
  2. Un lugar exquisito donde se detiene el tiempo para desmadejarlo a fuego lento.

    ResponderEliminar