martes, 22 de junio de 2010

119.- CASA DE AMADOR MENÉNDEZ - LUARCA (VALDÉS)

Amador Menéndez nació hacia 1850 en Luarca en una familia humilde que vivía en una casita situada en La Carril, calle que sube hacia Villar, con vistas al puerto. Viajó a Argentina trabajando en el barco para pagarse el pasaje. Se empleó en la Tienda del Sol en Dolores, población situada al sur de Buenos Aires, llegando a asociarse con el propietario. Regresó a España con dinero, pero el barco naufragó y lo perdió todo. Volvió a Dolores sin pasar por Luarca, ya que los que volvían fracasados eran objeto de burlas y, tras hacer capital de nuevo, regresó definitivamente a Luarca hacia 1885, falleciendo en 1912.
D. Amador se casó con María Josefa Méndez-Piedra, hija de Ricardo Méndez-Piedray Fernández-Casariego, con la que tuvo tres hijos: María Josefa, casada con Víctor Reguera, María del Carmen, casada con Enrique Alba Fernández-Pumariega (Perito Agrícola, Abogado y Fiscal) y Leopoldo, casado con Ana Villaoz.
Solo tuvo descendencia Mª del Carmen, siendo sus hijos Carlos y Mª Josefa Alba Menéndez.
En 1887 D. Amador Menéndez encargó a Juan Miguel de Laguardia, entonces Arquitecto Municipal de Oviedo, la construcción de la casa, que se realizó en dos partes: la principal de 1888 y la aneja finalizada en 1889, con tejado común. Los adornos de cantería de granito, traída de San Ciprián, fueron trabajados a pie de obra por canteros gallegos y los suelos y escaleras son de pino del Báltico. Los techos tienen pinturas decorativas con motivos florales. El haber encargado una casa urbana, susceptible de ser dividida en varias viviendas, ha hecho posible que la casa haya permanecido dentro de la familia. Actualmente son cuatro los propietarios, lo que permite un mantenimiento que sería prácticamente imposible en el caso de una casona residencial del tipo de las de Villar.
Fue la primera casa de Juan Miguel de Laguardia en Luarca. Hacia 1900, el tejado original fue modificado, incorporándole 8 mansardas, para dar luz a las habitaciones de los dos desvanes. Hacia 1980 se le puso nuevo tejado y en torno a 1995 se sustituyeron los primitivos miradores por otros nuevos, debido a su mal estado de conservación, manteniendo los nuevos las características de los antiguos. En su interior se han hecho diversas obras de acondicionamiento y modernización (cocinas, baños, etc.).
La casa estaba muy bien situada hasta que le construyeron el ayuntamiento delante, dicen que para quitarle las vistas por un enfrentamiento con el alcalde, ya que el ayuntamiento en un principio no iba a ir en su actual ubicación.
Originalmente, la familia habitó la casa grande, dedicando la pequeña a alquiler (buena economía de la época). Posteriormente Leopoldo habitó el primer piso de la grande y Mª Josefa el 2º. Al fallecer D. Enrique Alba en 1947, su esposa María del Carmen se trasladó al 2º de la grande, Mª Josefa al 1º y Leopoldo al 2º de la pequeña.

En la actualidad en sus bajos se sitúa la oficina de información turística.
Texto facilitado por Enrique Alba,  bisnieto de D. Amador al que agradezco su información.




Ayuntamiento de Valdés, proyectado por Manuel del Busto, situado delante


En las fotografías antiguas se puede ver la evolución de la casa y su entorno
 Antes de 1888
Caleros 1889 
 Caleros hacía 1900


 Fotos del interior

En la foto familiar (1909), de pie y de izquierda a derecha, María Josefa, Leopoldo y María del Carmen. Sentados, María Josefa Méndez-Piedra y Amador


7 comentarios:

  1. ¡Buenas tardes!
    En primer lugar, deseo felicitar a la persona que está escribiendo este blog por toda la información recogida y compartida. Mi enhorabuena también por lo bien documentada que está. Desde luego, la anécdota relacionada con la ubicación del ayuntamiento delante de la casa familiar ha sido transmitida de generación en generación, así que imagino que debe ser cierta.
    Con respecto al hijo del propietario, Leopoldo Menéndez Méndez-Piedra, no sé si en algún momento vivió en la casa construida en último lugar (1889), pero sí vivió en la casa principal, que fue dividida en pisos para hacer posible que habitara en ella más de una familia de manera independiente.
    En la actulidad, la casa es propiedad de los descendientes de María, una de las hijas de Amador Menéndez.
    Sólo añadir ya que en los bajos de la casa ya no se encuentra la oficina de turismo.
    ¡Felicidades de nuevo por el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por aportar nuevos datos, en muchos casos me resulta muy dificil o imposible conseguir información sobre casas que me gustaría poner en el blog y por ello es una suerte vuestra colaboración. Un saludo

      Eliminar
    2. ¡Buenas tardes!
      Me vuelvo a poner en contacto para intentar aportar nuevos datos sobre la casa y su historia. De momento, he podido comprobar que el enfrentamiento entre Trelles (alcalde de la villa en ese momento) y Amador Menéndez fue verídico, así como que ese fue el motivo por el que se construyó el ayuntamiento en su emplazamiento actual, aunque desconozco la razón del enfado. De hecho, conservamos fotografías de la casa tomadas antes de que se construyera el ayuntamiento. En aquel momento el parque era bastante diferente a como es ahora: tenía muchos árboles y una gran escalinata. Además, el quiosco de música estaba situado más o menos en el lugar en el que ahora está el ayuntamiento, así que imagino que lo cambiaron a su emplazamiento actual cuando se construyó el ayuntamiento. En alguna de esas fotos es posible ver también que la fachada de la casa no era blanca como ahora, sino que tenía una tonalidad oscura (las fotos son en blanco y negro) que ,según se ha transmitido en la familia, era granate.
      También me han confirmado que el hijo de Amador Menéndez (Leopoldo) nunca vivió en la casa secundaria, sino que vivió en la casa principal y cuando ésta fue dividida en pisos independientes, vivió en el primero junto a su mujer. Sé que era dentista y es posible que ejerciera en Luarca, porque recuerdo que hace unos años mi padre encontró en la casa un listado de las tarifas que cobraba por la extracción de una muela y otros trabajos.
      Amador Menéndez tuvo otras dos hijas, Pepita y María. Pepita se casó, pero no tuvo descendencia. María se casó con Enrique Alba, también hijo de Indianos y tuvieron dos hijos, María José (Maruja) y Carlos quienes heredaron parte de la casa y compraron el resto a la viuda de Leopoldo. La importancia de estos datos reside en el hecho de que es una de las pocas casas de indianos que es propiedad de los descendientes del indiano que la mandó construir.
      Otra anécdota que quizá interese a algunos es que en el mes de agosto del 2011 se expuso en el bajo de la casa principal la copa del Mundial de fútbol que ganó España en el 2010.
      Si le interesa algún tipo de información que le pueda aportar, dígalo y le ayudaré en la medida de lo posible. Un saludo.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Sería interesante conocer la historia de Amador,a dónde emigró, cómo hizo dinero,cuándo regresó, etc. Te dejo mi email (casonasdeindianos@gmail.com) por si me quieres mandar alguna fotografía antigua y de esta forma incluirla en el blog.
      Un saludo

      Eliminar
  2. He actualizado la entrada gracias a la información y a las fotos remitidas por D. Enrique Alba, bisnieto de D. Amador.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días. Efectivamente, mi tío-abuelo Leopoldo era dentista. Estudió Medicina en Madrid, donde conoció a su futura esposa, Ana Villaoz. Hasta 1947, Leopoldo vivió y tuvo consulta en el primer piso de la casa grande, viviendo Pepita en el segundo piso y mi abuela María en la casa que tenía mi abuelo Enrique Alba en la Avda. de Galicia. En 1947 fallece mi abuelo, pasando a vivir mi abuela al segundo piso de la casa grande, bajando Pepita al primero y pasando Leopoldo al primero de la casa pequeña. en 1956 muere Leopoldo y mi padre y su hermana le compran a su viuda su parte de la casa. En 1966 falleció Pepita y, tras hacer mi padre obras de mejora en el piso primero de la casa grande, mi abuela baja a vivir en él, falleciendo allí en 1969. Atentamente, Enrique Alba

    ResponderEliminar